NumeroUnoOnline.com

Siguenos en: facebook twitter

Usted esta aqui: Secciones > Cultura > Cultura > Frankie Gámez: Entre la música y la libertad

Frankie Gámez: Entre la música y la libertad

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 42
MaloBueno 
Cualquiera que escuche la versión del Upudú como grito de guerra en algún estadio de beisbol de la costa del pacífico -“me siento halagado al saber que ponen nuestra música en su estadio cuando juegan”-, quizá desconozca que el de la voz principal se encuentra en una prisión de Arizona, enredado en un proceso judicial que ya va para los 20 años, y que se encuentra en la más absoluta desprotección y aislamiento. Sólo ha tenido consigo el apoyo de su esposa Norma Oseguera y el de muy escasos amigos y parientes como José Luis López Romero, pero nunca ha contado con los recursos necesarios para su adecuada defensa jurídica.
Se trata de una de las mejores voces que ha dado Sonora en los últimos 50 años: Francisco Gámez García, el vocalista del conjunto musical de Agua Prieta “Los Apson” (con los que cantara 90 temas de 1959 a 1967) y del conjunto nogalense “Frankie y Los Matadores” (con los que cantó también 90 de 1967 a 1973).
Frankie nació en 1945 en un pequeño pueblo rural El Barrigón de Nacozari de García; pero como cualquier habitante con inquietudes en una región que concentró todo su desarrollo en las posibilidades de la minería y la ganadería, en busca de oportunidades la familia de Frankie emigró hacia la fronteriza Agua Prieta, en donde éste desarrolló sus habilidades artísticas desde muy joven: a los 8 años de edad tocaba la guitarra; a los 10 se unió al mariachi juvenil “Los Aguiluchos” y entre los 11 y los 13 a un conjunto norteño tocando el bajosexto. Después participó tocando con grupos de rock en las esquinas de la plaza del pueblo, perfeccionando el requinto en guitarra eléctrica a partir de los 15, hasta que, con el progreso de su economía y sus propios recursos, se enroló en la música moderna en una modalidad de rock fronterizo o fox-rock, que le daría identidad y fama al conjunto-los apson- donde vio pasar una parte importante de sus mejores años musicales tanto como vocalista, arreglista y compositor, como director del grupo.

Su nombre de origen, tal y como fue registrado de nacimiento, era Tránsito Gámez -en honor a un tío que así se llamaba-, pero ese nombre tan poco común -a su juicio- sólo le provocó burlas en la escuela primaria, y no pocos pleitos, donde tuvo la oportunidad de mostrar otra de sus habilidades: el manejo de los puños, en la clásica y muy frecuente riña estudiantil del tipo “nos vemos a la salida” o el pleito callejero de barrio en las incipientes agrupaciones juveniles de entonces. Un México bronco el de entonces, sí, pero romántico e idealista y no tan contaminado.

Frankie abogó porque su padre le cambiara el nombre a “Frank”, en honor de uno de sus más admirados artistas: Frank Sinatra. Lo máximo que se pudo lograr en la oficialía del registro civil fue el cambio a Francisco Gámez y de ahí en adelante, por propia decisión,se hizo llamar “Frankie” para efectos artísticos y personales.Lo de tránsito había pasado,ahora nacía Frankie.

Junto con José Luis García, Arturo y Francisco Durazo Barraza, Raúl Hernández y Gilberto Maldonado formó parte del conjunto musical “Los Apson” a finales de 1959. Grabaron un primer disco con pura música instrumental “Llegaron los Apson” después lanzarían tres más muy rápido; el Upudú, Sueña dulce nena y Bailando y cantando con los Apson, al que le siguieron composiciones tan afamadas como Atrás de la raya, El barba azul, Aleluya, Por eso estamos como estamos, Satisfacción y No hay amor. Posteriormente, y ya sin Frankie, Los Apson grabarían 3 discos con distintos cantantes tratando de igualar la voz de Frankie, al respecto él dice: “Quizá fueron buenos cantantes, pero los pusieron a imitarme y eso fue su error, pues no les dieron oportunidad de sacar su propio estilo, eso los acabó”.
Los Apson ya no tendrían un éxito arrollador como cuando cantaba con ellos Frankie. Lo mismo le pasó a los Ángeles negros sin Germáin de la Fuente, a los Freddys sin Arturo Cisneros, y los moonlights sin Ricardo Sánchez.¿Cantante o conjunto?.Un misterio.
Otro vocalista, Leopoldo “Polo” Sánchez Labastida, de Culiacán, a los 14 años de edad se integró con los apson, y sólo grabó siete temas, todos resultaron buenos éxitos, entre otras: Anoche me enamoré y Sólo un sueño. Al respecto dice Frankie: “Polo fue un gran vocalista, que tenía un gran sentido musical y que desarrolló su propio estilo, por eso pegó, y yo fui el que lo aconsejó que se saliera de Los Apson y grabara solo, pues tenía todo para llegarle al gusto de la gente. Polo fue mi hermano menor en el grupo”.
Los problemas entre ellos derivaron en la salida de Frankie, las versiones dicen que él pretendía que el conjunto se llamara Frankie y Los Apson para diferenciar su trabajo, su voz y sus aportaciones. No hubo acuerdo, y con todo y el pesar de sus seguidores la ruptura se dio a finales de 1966. ¿Qué hacer a partir de ahí?.¿Grabar más de lo mismo?,al respecto Frankie confiesa:
“Cuando Los Apson me dijeron que ellos eran Los Apson y que yo solo era Frankie, siendo yo director de ellos y que todos ellos estaban de acuerdo, una de las cosas que dijeron fue que no querían que yo tocara ni cantara ninguna de sus canciones con otros grupos, eso me caló al hueso pues yo hacía coros, doblaba las guitarras, requinto y armonía, hacía primera voz y segunda, los dirigía en todo”. Por ello Frankie optó por el ritmo tropical -a la Mike Laure- y el romántico, que tanto éxito le dieran de inicio con su nuevo grupo con sendos discos de oro por las altas ventas obtenidas por “arrivederci maría” y “Conozco a los dos”, ya con los matadores.¿Como se integra el nuevo conjunto?.
Ensayando para una presentación en Nogales, Frankie recibe el saludo de los integrantes del conjunto “Los Sharks” de Mauro Martín Triana y deciden acompañarlo como músicos en su presentación, y a partir de ahí se acoplaron tan bien que se forma el grupo “Frankie y Los Matadores”. Así graban, realizan giras y presentaciones y terminan como grupo en 1973.
A partir de ahí, Frankie se dedicó a recorrer el país como solista o como parte de agrupaciones musicales independientes. En ese tiempo surgieron nuevos éxitos grabados en estudios locales y con músicos previamente seleccionados. ¿Sus influencias?
“Cuando nos iniciamos como grupo, toda esa música la llevábamos desde Agua Prieta basada en las versiones de Billy Black, Combo Ace Carmon y Bull Randolph por lo del sax”,pero...
“Te diré que los Beatles para mí fueron lo máximo y me inspiraron en muchas cosas, modo de peinarme, de caminar, de vestirme y hasta de pensar, creo que para todos en el planeta fueron inspiración en muchas maneras de ser, cambiaron mucho la mentalidad personal de la gente”.
Yo cantaba todo lo que oía de Little Richard, Phat Domino, aunado con lo del rock mexicano de “Los Locos del Ritmo”, “Los Teen Tops”, sólo que nos iniciamos con música instrumental”, y confiesa: “el canto es la expresión del alma y alimento para el espíritu y si se sabe transmitir es como la lluvia en el desierto al oído del corazón de la gente que te escucha”. “Para mi Santana y Eric Clapton son unos buenos guitarristas que se han juntado con buenos músicos y han hecho época en su trabajo,dicen que el hábito no hace al monge,para mi,la stratocasster es la guitarra ideal para lo que yo toco que es parecido a lo de “The ventures”,o sea melodioso pero efectivo”. “De Los Apson hay muchas canciones que no son covers como Fuiste a Acapulco, Desilusión, No hay amor, Por eso estamos como estamos, entre otras”, finaliza.
El tiempo pasó,de los Apson originales, Frankie se encuentra preso; Polo falleció ahogado en una alberca en Mérida en 1974; Arturo Durazo, ex esposo de Lucha Villa, falleció de cáncer en 1984; Raúl Hernández “El Cubano” vive en Douglas, es Testigo de Jehová; Gilberto Maldonado vive en Tucson,solo José Luis García (sax) y Francisco Javier Durazo (batería) siguen impulsando a Los Apson con presentaciones en México y en los Estados Unidos. De Los Matadores sólo ha muerto José Luis Triana (saxofón).

Entre 1995 y el 2010 Frankie ha experimentado el infierno que lo tiene recluido en una cárcel del Estado de Arizona. Primero se le juzgó y se le dejó libre por falta de pruebas. Mal aconsejado se vino a México sin concluir el proceso judicial y fue requerido por la autoridad norteamericana al calificarlo como “fugitive”.
En 1995 lo aprehendió la judicial federal en Hermosillo y estuvo seis meses en el Reclusorio Norte del DF.
Con esa rapidez que a veces uno no se explica, las autoridades de Relaciones Exteriores, autorizaron la extradición en 1996, y desde entonces el cantante mexicano se encuentra privado de su libertad allá en Arizona, transferido de una cárcel a otra. Primero en Alhambra, después en Florence, posteriormente Wilmot, y del 3 de diciembre del año pasado hasta hoy en la de Buckeye, una comunidad a media hora de Phoenix hacia el norte, con una atención muy deficiente desde el punto de vista legal y sólo con la visita de sus familiares y amigos más cercanos. Al respecto Frankie afirma: “Uno no puede aspirar a que Dios lo haga todo, pero tengo fe en que me aprecian y que saben quién soy, un día despertarán y me ayudarán a salir de todo esto”.
Y cuando se le indaga sobre su actual estado de ánimo ratifica: “Ser sincero y franco, nunca tener miedo, sólo nervios que es lo más natural del mundo”. “Sólo la perseverancia, el amor, la fe, la dedicación te hacen ser disciplinado para conseguir lo que se quiere en la vida”. “Tengo varios planes de trabajo y sólo es cuestión de salir de aquí con el favor de Dios”. “La música ha sido mi vida, pero no para hacerme rico, pues la riqueza se trae en el alma y el corazón”. “Me siento muy contento, ahora ya puedo tocar guitarra en los servicios bíblicos y cantar con el coro, así que estoy aprendiendo cantos cristianos en inglés, luego tengo material para dibujar y ahí la llevo con el libro que estoy escribiendo”.Por fortuna y a iniciativa de su esposa y un grupo de amigos,ya se trabaja para hacer algo por el cantante y sacarlo del infierno que vive.
En Agua prieta-a nivel pueblo- se dice que lo más valioso del siglo XX para presumir ha sido el Plan de Agua Prieta en 1920,después el famoso Saino que corrió contra El Moro de Cumpas,Leonardo Yañez, compositor del corrido y Los Apson boys, que le dieron la vuelta al mundo con su música y estilo muy propios de la región. Creo- a juicio de muchos- que habría de establecerse también en lo particular un reconocimiento a quien le dio vida a dos conjuntos musicales todavía muy escuchados y recordados en México: Uno de agua prieta y otro de Nogales:Frankie Gámez,ni más ni menos.
bmorenop@rtn.uson.mx

Pd. A petición de un lector, y para quien quisiera escribirle a Frankie puede hacerlo a la siguiente dirección: Francisco García Gámez 121216 ASPC, Barchey Unit, P.O. Box 3200, Buckeye, AZ., 85326