NumeroUnoOnline.com

Siguenos en: facebook twitter

Usted esta aqui: Secciones > Economia

Economia

Basilio González, encargado de salarios mínimos gana 115 salarios mínimos, nomas

E-mail Imprimir PDF
Tiene un sueldo de 2 millones 81 mil 600 pesos anuales, más 39 mil 600 de un bono de protección al salario, 75 mil 800 pesos de pago de seguros, 275 mil 211 pesos por concepto de fondos y seguros de ahorro para el retiro, y 270 mil pesos por condiciones de trabajo, contratos colectivos y otras remuneraciones, que dan un total 2 millones 798 mil 600 pesos.

 
La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) destina más de 28 millones de pesos de su presupuesto federal anual a pagar la elaboración de estudios económicos para determinar el incremento en el salario mínimo, aun cuando cada año se define en esta instancia que el porcentaje del aumento sea igual a la inflación estimada; incluso, en los dos sexenios pasados el ajuste para los salarios obreros ha sido de 2 pesos en promedio.
 
Esta instancia, que ha sido calificada de inoperante y obsoleta por gremios como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), el Frente Sindical Mexicano y la Nueva Central de Trabajadores, y como elefante blanco que debería transformarse o desaparecer, tiene un presupuesto anual superior a 41 millones de pesos; canaliza 11 de ellos a servicios “de apoyo administrativo y paga a su presidente, Basilio González, una cantidad similar al sueldo de 115 personas que ganan el mínimo.

Copias del presupuesto programático de la Conasami para 2014 indican que Basilio González tiene un sueldo de 2 millones 81 mil 600 pesos anuales, más 39 mil 600 de un bono de protección al salario, 75 mil 800 pesos de pago de seguros, 275 mil 211 pesos por concepto de fondos y seguros de ahorro para el retiro, y 270 mil pesos por condiciones de trabajo, contratos colectivos y otras remuneraciones, que dan un total 2 millones 798 mil 600 pesos.

En tanto, en esta dependencia un coordinador general gana un millón 856 mil 125 pesos anuales; un director de unidad, 809 mil; director de área, 801 mil 600 pesos. En contrapartida, los analistas, profesionales especializados y dictaminadores ganan 191 mil 900 pesos anuales, menos de lo que gana el presidente de la Conasami en un mes, según los documentos referidos.

La comisión no tiene ingresos, únicamente utiliza presupuesto federal. Gasta un millón 877 mil pesos enactividades de apoyo a la función pública y buen gobierno, otros 28 millones 282 mil pesos en la elaboración de estudios económicos para determinar el incremento en el salario mínimo, de los cuales 20 millones son el pago de servicios profesionales de estos análisis, y 7 millones 600 mil por gasto de operación de los mismos informes.

Anualmente, cuando se instala la sesión de la comisión para la revisión de los salarios mínimos, los representantes gubernamentales, obreros y de los patrones revisan los informes económicos que se presentan. No obstante, en los pasados 13 años, más allá de dichos análisis, el incremento a los mínimos se fija de acuerdo con la inflación prevista para el año siguiente.

En todos los sexenios panistas, el promedio de incremento salarial ha sido de 2 pesos diarios, es decir, 730 pesos de aumento en un año.

Respecto de las funciones de esta comisión, uno de los dirigentes de la Nueva Central Sindical, Benito Bahena, lo mismo que los líderes de la presidencia colegiada de la UNT, Agustín Rodríguez y Francisco Hernández Juárez, plantearon que no se justifica la existencia de esta instancia, pidieron su desaparición y se manifestaron por la creación de un instituto del salario, que cambie la tarea de la Conasami como fijadora de los techos de revisión salarial por la de fomento al mejoramiento del poder de compra de los trabajadores.

Incluso, en el proyecto de reforma laboral que presentó el PRD en el sexenio pasado se señalaba de manera específica la desaparición de esta comisión.

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, ha señalado que se presentará un esquema para desvincular al salario mínimo del pago de multas, derechos, créditos de vivienda y más de 600 conceptos financieros, administrativos y burocráticos, que modificaría las tareas de la comisión que preside Basilio González desde 1991, y que se ha relegido cinco veces y estará en el cargo hasta 2015.

También sobre este punto, el secretario del trabajo de la Confederación de Trabajadores de México, José Luis Carazo, uno de los representantes obreros ante esta comisión, indicó que en el segundo semestre de este año se presentará un proyecto para desvincular el salario mínimo del pago de multas, derechos y contribuciones y que éste deje de serunidad de medida.

El representante obrero indicó que ya se elabora este proyecto que presentará la Secretaría del Trabajo y que permitirá que cuando se revise el aumento a los mínimos se analice el ajuste a los salarios obreros, y no a una cadena de contribuciones que no tienen que ver con las remuneraciones.

Encargado de Salarios Minimos: Los partidos únicos ganadores

E-mail Imprimir PDF
Las prerrogativas se basan en el salario mínimo y se opone a que se incrementen
 
México.- El presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CNSM), Basilio González Núñez, dijo que de prosperar la propuesta de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de DF, incrementar los salarios mínimos los únicos beneficiados serían los partidos.

Además, señaló González Núñez, quedaría anulada la reforma fiscal del presidente Enrique Peña Nieto y se pondrían en riesgo 4 millones 293 mil créditos en el Infonavit.

Al cuestionarle si se puede recurrir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para impulsar la iniciativa, respondió: “El doctor Mancera es una persona sensata y que busca hacer las cosas bien, espero no llegue a un extremo de esa naturaleza. De lo contrario, pues vamos a modificar los demás indicadores económicos: el tipo de cambio o las tasas de interés”.

El también representante de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ante la CNSM reiteró que el Ejecutivo local carece de esta atribución legal.

“Él no tiene una atribución legal para hacerlo ni para el país ni para el Distrito Federal, es una atribución que desde la Constitución se señala que es haber de la Comisión que sea la que lo fije y la Ley Federal del Trabajo la que regula”, refirió.

González Núñez explicó que de insistir el Gobierno capitalino con su iniciativa, las empresas tienen todo el derecho para ampararse y no cumplir con la disposición.

Afirmó que un decreto de este tamaño debe ser analizado y revisado a fondo para que no sea perjudicial, como en el caso de la reforma fiscal enviada por el presidente Peña Nieto, y avalada por el Congreso de Unión.

“De la base del salario mínimo dependen varios ingresos públicos del gobierno federal y gran cantidad de subsidios, así como diferimiento en el pago de impuestos. Se conocen como gestos fiscales. Con esto se incrementa la cantidad de impuestos que se dejan de pagar”, adelantó.

Asimismo, proyectó que los cuatro millones 293 mil créditos del Infonavit vigentes otorgados a trabajadores están en riesgo debido a que con el incremento se escalarán los niveles de pago.

“El incremento de un dígito en el salario mínimo desencadenaría que esos créditos se conviertan para una gran mayoría en impagables. Actualmente el valor de los créditos es de un billón 63 mil millones de pesos, es decir 81 mil millones de dólares. De esta manera cuatro millones 293 mil trabajadores, si se incrementara el salario mínimo, estarían en peligro de perder su vivienda”, aseveró.

Otro efecto sería que aumentarían las cuotas patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que detonará que las empresas aumenten los precios de los productos de la canasta básica para saldar las contribuciones.

González Núñez puntualizó que, más que los trabajadores, se verán beneficiados los partidos, toda vez que en base al salario mínimo se les asignan sus prerrogativas.

Detalló que la Constitución establece que les corresponde 65 por ciento del salario mínimo multiplicado por el padrón electoral. En la misma proporción en la que se aumente el salario mínimo, se incrementaría esta cantidad.

“En los años en los que hay elecciones hay que darles un 30 por ciento y en la federal 50 por ciento adicional”, complementó el funcionario federal.

:CLAVES

LO QUE SÍ PUEDE HACER

El presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos dijo que Mancera no tiene facultades para modificar la Constitución ni la Ley Federal del Trabajo.

Por su parte, el representante obrero dentro del organismo, José Luis Carazo, calificó la iniciativa de “una ocurrencia electoral”, pues hacer el aumento implica modificaciones en más de 800 artículos y 140 ordenamientos federales.

Indicaron que lo que sí puede hacer el gobernante local es incrementar los sueldos de la burocracia capitalina.

Reta GDF que se puede subir salario mínimo sin subir inflación

E-mail Imprimir PDF
Reta GDF a Carstens y Videgaray a debatir sobre el tema para detener el deterioro de vida de trabajadores
Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Cuidad de México, puso como ejemplos estudios realizados en Estados Unidos y Uruguay. 
 
 
México.- Mientras que la Secretaría de Hacienda y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) respaldaron la posición del Banco de México sobre el “efecto perverso” del aumento del salario mínimo sin productividad, el Gobierno del Distrito Federal aseguró que no será un problema si se hace de forma gradual.

En el contexto de la Expo Crece tú Empresa que organizó el ITAM para promover el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) diseñado para captar nuevos contribuyentes de la informalidad, el secretario de Desarrollo Económico de la Cuidad de México, Salomón Chertorivski, dijo que la experiencia en otros países como Estados Unidos y Uruguay, refieren que si el aumento al salario se va modulando conforme a las diferentes variables, esto puede funcionar.

“Hay estudios que demuestran que no ha habido efectos inflacionarios”, matizó en entrevista luego de su participación en la Expo.

“Nosotros estamos convencidos y lo que demuestra la experiencia de otros países es que si esto se hace con incrementos moderados graduales; si en el tiempo se va modulando conforme a las reacciones que tengan las diferentes variables económicas, esto se puede hacer”, dijo en respuesta a las declaraciones del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, a quien invitó a debatir el tema de manera seria y responsable para que con certeza se encuentre el camino para poder elevar los salarios mínimos en beneficio de los trabajadores.

Refirió que recientemente en un foro un experto presentó un metanálisis sobre más de 200 trabajos en el mundo en los que se han incrementado las percepciones de los que ganan menos, y se demuestra que no se han dado efectos inflacionarios ni en el empleo y, en dónde ha habido, fueron marginales.

Puso como ejemplos a Estados Unidos, cuyos estados pueden subir los salarios locales; otro fue  Uruguay que se acerca más a las  características de México. “También habían perdido poder adquisitivo en sus salarios mínimos y en 2004 se tomó la decisión de iniciar, de revertir esta caída y empezar a incrementarlo”, comentó.

Incluso destacó que de 2004 a 2014 Uruguay aumentó en 200 por ciento en términos reales los salarios y no se han disparado los precios al consumidor y tampoco afectó al empleo y la economía.

Debe ser una meta de largo plazo, no de un día para otro por decreto. “No funciona así, por supuesto que con el cuidado y responsabilidad de ir viendo las reacciones de las diferentes variables de la economía…”

Sobre si está dispuesto a debatir el tema con Carstens y el secretaría de Hacienda federal, Chertorivski asentó: “Invitamos a un debate serio y responsable; una objeción legítima y responsable tendrá igual una respuesta nuestra”.

Lo importante, matizó, es que se trata de un acto de justicia, de entera responsabilidad, porque “estamos hablando de trabajadores que laboran 8 horas diarias y cada vez son más pobres, porque lo que reciben no les alcanza para vivir dignamente”.

Por eso reiteró que el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentará a fin de mes la propuesta con el documento evidencial de un modelo micro y macro con la ruta que se puede seguir con políticas unilaterales para favorecer a los trabajadores.

El funcionario indicó que la propuesta que se presente ante la Conago y las autoridades federales incluirá no solo el diagnóstico, sino los modelos micro y macroeconómicos que permitan aseverar cual es la ruta que puede seguir el país.

Chertorivski explicó que las políticas unilaterales que seguirá la Ciudad de México al respecto también estarán listas para la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, de las cuales indicó que la primera acción será la desvinculación del salario mínimo como unidad de medida.

Indicó que también evalúan los incentivos fiscales para empresas asentadas en la capital que se sumen a elevar el salario de sus trabajadores.

Antes, el titular de la Unidad de Productividad de Hacienda, Abraham Zamora y el jefe del SAT, Aristóteles Núñez, coincidieron en que el salario debe fijarse en razón del rendimiento.

Dijeron que la mejor forma de incrementar las percepciones, es por medio de la productividad y no con alzas que no estén sustentadas.

“Sólo es a través del incremento de la productividad de los trabajadores, como el ingreso de cada uno de ellos verá alzas sostenidas a lo largo del tiempo”, manifestó Zamora.

Sostuvo que la forma de lograr que se incrementen de manera la remuneración, es a través de que mejore el rendimiento, tanto del capital como del trabajo; es decir, que el dinero que se invierte sea mejor ocupa.

:CLAVES

PREOCUPADO

El pasado jueves el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, advirtió que una medida como la que se está impulsando en el Gobierno del Distrito Federal para aumentar a 100 pesos el salario mínimo sería inflacionaria.

 “A nosotros nos preocupa el posible impacto inflacionario de esa propuesta; en la medida en que no venga acompañada de los aumentos salariales de productividad, puede generar inflación”, señaló Carstens a pregunta expresa de MILENIO tras su participación en la celebración del 35 aniversario del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladex).

El gobernador del banco central explicó que lo anterior puede provocar que los salarios reales, que son los que “que realmente” importan, no aumenten.

LLEVAN LA DISCUSIÓN A PERÚ

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se reunió con el presidente de Perú, Ollanta Humala, para comentar su propuesta de aumentar el salario mínimo, así como el trabajo de movilidad que se desarrolla en la Ciudad de México.

En la sala Cáceres del palacio de gobierno peruano también compartieron puntos de vista sobre seguridad, salud y vialidad.

Respecto al tema del aumento de los salarios mínimos, Mancera explicó al mandatario peruano que se ha emprendido un debate nacional sobre su viabilidad a favor de la economía de los ciudadanos.

Coincidieron en que la relación bilateral de ambas entidades ha cobrado un importante dinamismo y alto nivel que fortalece el trabajo conjunto a favor de sus gobernados.

Dialogaron sobre la expansión y profundización de los lazos económicos y culturales entre la Ciudad de México y Perú, así como mecanismos de cooperación orientados a obtener mayores beneficios a partir de las coincidencias históricas entre ambas sociedades.

El mandatario capitalino agregó que su administración tiene un fuerte compromiso con la movilidad sustentable y la seguridad. 

Página 6 de 240