05252020Lun
Last updateLun, 25 May 2020 10am

Columnas

Cuestión de debate: es un honor estar con Obrador

amlo¡Es un honor estar con Obrador! Sí, de ser una especie de estribillo surgido espontaneamente en la imaginación de las masas de seguidores del líder político más grande de los últimos tiempos, Andrés Manuel López Obrador, con los años eso se fue convirtiendo en una bandera de lucha política. Una arenga tesonera y resonante, machacona y pegajosa, que adquirío status de identidad entre el morenismo. Nunca se apagó este grito de guerra, si se admite que así se le denomine, y por el contrario, se fue convirtiendo en una expresión explosiva de batalla política, que en los momentos más críticos y aciagos de la izquierda, causados por los infaustos fraudes electorales del pasado, cobró mucho mayor relevancia, como pretendiendo posisionarse para que jamás, ante la adversidad ni por asomo se bajara la guardia.

Por eso es que pronunciar la expresión: ¡es un honor estar con Obrador! Emitida de forma colectiva a voz en cuello, desde lo más profundo del alma y desde los nobles sentimientos de un pueblo ávido de cambio, de que inmediatamente se muestren signos de mejoría en la vida social. Una expresión que invade y cubre todos los espacios de los lugares más recónditos del país. Trascencendente, sí, porque hoy, por fin, llega el presidente de la República de ideología de izquierda, el esperado por muchos años, quien mañana sábado, primero de diciembre, en un día que se registrará como  histórico, comparecerá en ceremonia protocolaria ante el Congreso de la Unión para la toma de protesta de su alta investidura. 

Desde luego que es un honor estar con Obrador, porque para llegar a este punto culminante de la victoria izquierdista, implicó el recorrido de todo un largo camino, colmado de obstáculos y de amenazas provenientes de quienes en su turno y con autoritarismo ostentaban el poder. Un recorrido sinuoso que parecía interminable, en el que como saldo negativo, amerita decirlo, hubo muchos caídos, pero que su memoria perdurará como verdaderos héroes que con su sangre contribuyeron a la victoria de hoy, que se traduce en una fiesta nacional.   

Es un honor estar con Obrador, porque este cambio de régimen, se ha dicho, que significa la cuarta transformación en la vida pública de nuestro país. Pero en sí, ¿en qué consiste esa cuarta transformación? Bien, si se reconoce como lo ha señalado en reiteradas ocasiones el Presidente electo, que antes ha habido tres transformaciones en la história de México, consistentes en la independencia de 1810; de las leyes de reforma y la guerra contra el emperador Maximiliano de Habsburgo; así como la revolución mexicana de 1910, entonces, por la magnitud del cambio radical, producto de la elección del pasado primero de julio, podríamos apreciar que ciertamente estaríamos ante la presencia de una cuarta transformación.

Pero, habrá que precisarlo, y para ello tenemos que valorar, si realmente la cuarta transformación, suscitada por el efecto de las pasadas elecciones, contiene elementos suficientes y radicales que indiquen, que a partir de ese acontencimiento electoral, quedará establecido un nuevo orden jurídico y social, con disposiciones que lleguen a garantizar una vida mejor y diferente para cada uno de los mexicanos. Porque habrá de considerarse que las tres transformaciones antes referidas, fueron producto, respectivamente, de movmientos armados, que al final, cada una de ellas culminó con la creación, respectiva, de una constitución. Es decir,  el movimiento armado de 1810, culminó con la constitución de 1821; el movimiento armado de las leyes de reforma y juarista, culminó con la constitución de 1857; y, la revolución mexicana, culminó con la constitución de 1917.

Entonces, ¿por qué, la elección de julio pasado habría de dar nacimiento a una cuarta transformación?, cuando ésta no estuvo precedida de un movimiento armado como las otras tres transformaciones, ni tampoco ha culminado con el surgimiento de una nueva constitución. Bueno, pues la respuesta podría ser que para alcanzar el rango de cuarta transformación, seguramente, sin caer en exageraciones ni comparaciones absurdas, aun así deberá de interpretarse que por la magnitud del  movimiento democrático electoral del pasado julio, de más de 30 millones de votantes a favor de AMLO, es como si ello se equiparara a un movimiento armado por erradicar a un viejo régimen  de gobierno, anquilosado y autoritario de màs de 80 años de existencia. Por su parte, las reformas constitucionales, como también el surgimiento de las leyes secundarias emanadas del seno del Poder Legislativo, mismas que por sus efectos trascendentes, también  podrían equipararse a una nueva constitución, porque actualizan a la que está vigente, y más aún cuando se trata de leyes anticorrupción, de control de retribuciones salariales, de seguridad pública, de eliminación de fueros (en proceso), entre otras diversas, y más aún habrá de considerarse la cuarta transformación porque llega el primer Presidente de izquierda.

Así que, es un honor estar con Obrador, porque ciertamente el conjunto de todas esas reformas y la creación de nuevas leyes, permiten que se sustenten con legalidad los inéditos programas sociales que se propone llevar a cabo el nuevo gobierno, tales como las pensiones para adultos mayores, becas para jóvenes estudiante, pension para discapacitados, madres solteras, entre muchos otros; así como la construcción del tren Maya, las refinerías y la descentralización de las dependencias que integran el Gobierno Federal, por citar algunas de las acciones màs relevantes que emprenderà el nuevo régimen. Por eso es que, quienes sean integrantes del equipo de colaboradores del nuevo Presidente de la República, habrán de estar convencidos de que, ¡es un honor estar con Obrador! Lo veremos.

Pálida tinta: Son muchos los legisladores (diputados y senadores) que están pidiendo licencia para separarse de esa representatividad popular, en razón de que ocuparán un cargo en la Administración Pública que encabezará en unas horas el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, pero sólo el diputado federal, Pedro Zenteno Santaella tuvo el acierto y la atención de solicitar primero, en consulta pública, a sus electores que le dieran permiso para pedir licencia como legislador, porque también está propuesto para ocupar el cargo de Oficial Mayor en el Instituto Mexicano del Seguro Social.  Solicitud que por unanimidad le fue concedida por los mismos ciudadanos que lo hicieron diputado. Eventos que para ese objetivo estuvo realizando en su distrito 37 que comprende los municipios de Melchor Ocampo, Teoloyucán, Topozotlan, Coyotepec y, finalmente, el domingo pasado le correspondió a Cuautitlán. Acto político este último donde destacó la presencia de un numeroso grupo de seguidores cordinados por Emilio Pereda Cárdenas, quienes le manifestaron al Diputado Pedro Zenteno todo su apoyo, deseándole los mejores éxitos en su nueva encomienda que tendrá  dentro del IMSS.

NOTA.- Informo a este prestigiado y generoso medio digital, SDPnoticias, que todo tiene un principio y un final, y en mi caso llegó al final, porque  se cierra un ciclo con  esta la última columna, razón por la que manifiesto mi sincero agradecimiento al Lic. Federico Arreola por su enorme generosidad al permitir semanalmente la publicación de mis opiniones, esperando que en un futuro, quizá no lejano, me vuelva abrir las puertas de este importante medio informativo. Asimismo, aprovecho para agradecer a quienes se hayan tomado la molestia de leer mis opiniones semanales, por lo que no les digo adiós, sino hasta pronto.

 

PD. Doy especialmente las gracias a Claudia Siller por las molestias que le causé semanalmente al estarle solicitando que se publicara mi columna. Gracias. 

Patrocinadores

Patrocinadores

Columnas...

Momentos politicos1   Zona Libre1 

David Figueroa1   Con la lumbre en los aparejos

 

    

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses