07172019Mié
Last updateMié, 17 Jul 2019 3pm

Diálogo: Primera renuncia.

Llega la primera renuncia al gabinete presidencial y con ella queda al desnudo la crisis que vive el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la falta de coordinación y las intromisiones existentes en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una autentica renuncia y no el clásico cese, disfrazado de renuncia al que estamos acostumbrados en estas esferas de la política nacional. German Martínez ha dejado testimonio en el ejercicio público, que es un hombre de una sola pieza.

Recuerdo cuando presento su renuncia a la dirigencia nacional del PAN, ante los malos resultados que obtuvo su partido en el 2009, algo no común en la política nacional.

A tan solo seis meses de haber tomado el cargo, German Martínez hace publicas sus razones para separase de la dirección del IMSS, la carta que envía al consejo técnico del Instituto exhibe las carencias y el poco entendimiento del ejercicio público, que prevalece en la forma de gobernar del presidente AMLO.

Cuatro elementos se destacan en esta renuncia.

El primero es que el IMSS, es un órgano fiscal autónomo, que cobra cuotas a patrones y trabajadores, para dar cobertura de seguridad social a millones de mexicanos, es decir es un órgano con gestión tripartita y administra su patrimonio bajo una ley especial de utilidad pública que le confiere la constitución.

De ahí el señalamiento del exdirector de intromisión perniciosa de algunos funcionarios de la SHCP para controlar en exceso los recursos, que son de trabajadores y empresarios sin observar las normas del IMSS y que pone en riesgo los servicios de salud que tiene el seguro social.

El segundo elemento para valorar que expone Martínez, es la pretensión de algunos funcionarios de hacienda, para realizar una remodelación cosmética del IMSS, para utilizarla como instrumento político;

“Algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde, por ejemplo, se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los delegados que este Consejo Técnico aprobó. Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de “delegados administrativos estatales”, fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS”. 

Aquí en Sonora ya existe un delegado y hasta donde entendemos fue aprobado por el comité técnico del IMSS, su trabajo se ha destacado al darle rostro a una delegación que se encontraba desatendida. Removerlo representaría un retroceso.

El tercer elemento es la falta de gasto en el ejercicio 2019 con un avance prácticamente de 0% en obras y pagos a proveedores, la nula compra de equipamiento y el constante incremento en reclamaciones y litigios.

El plan de austeridad que pretende eliminar todo gasto innecesario en el ejercicio público, está generando grandes estragos en muchas áreas de gobierno, como hoy se exhibe en el IMSS.

La falta de análisis y la aplicación de recortes a raja tabla, sin medir consecuencias para financiar los programas sociales y fortalecer a PEMEX, esta limitando el gasto público en áreas tan sensibles, como son los servicios imprescindibles de salud que requiere la población.

Limitar el gasto en el sector salud, bajo el argumento de austeridad es inhumano, tener pasillos llenos de personas adoloridas sin atender también es inhumano.

Por último, German Martínez se va porque no recibió el apoyo de palacio nacional, fue desatendido en sus preocupaciones y advertencias sobre el deterioro en el que se encuentra el IMSS, queda claro que la visión del presidente es única y no se detendrá a escuchar a quien piensa diferente a él; aunque sea, parte de su mismo gabinete.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.


Diálogo:Mujeres guerreras; son un ejemplo

El valor mostrado por el colectivo de Mujeres Guerreras en Sonora, para ir en búsqueda de sus seres queridos desaparecidos, es un ejemplo de como el dolor y el sufrimiento se pueden transformar en una acción para encontrar la paz.

Las cifras de desaparecidos en México son devastadoras, existen al menos 40 mil 180 personas desaparecidas conforme a los datos de la Comisión Nacional de Búsqueda y más de 20 mil cuerpos, no identificados en centros forenses.

La CNDH en México señala que la desaparición de personas, incluida la desaparición forzada, constituye una violación pluriofensiva de derechos humanos, toda vez que además de causar daños irreparables a las víctimas, provoca sufrimiento en sus familiares al ignorar el destino final que aquéllas correrán, generándoles por tiempo indefinido el temor por la incertidumbre de conocer el paradero de su ser querido, y un deterioro económico de salud física y mental.

Es desgarrador escuchar testimonios de madres de familia como este del -documental sin tregua-. “Yo no parare de buscar a mi hijo, hasta que lo encuentre, tengo miedo, pero de perder la vida y no encontrarlo; del otro miedo yo no lo conozco” https://youtu.be/5uiKVB9amJo

Historias completas de tragedias de desaparición y violencia han condenado la paz de mujeres y hombres que se determinaron a secarse las lagrimas para iniciar la búsqueda de sus seres queridos ante la indolencia de las autoridades.

Tan solo en Sonora, según datos proporcionados por el subsecretario de gobernación Alejandro Encinas nos refieren que, del primero de diciembre del 2018 al trece de mayo del año en curso, se han localizado 35 fosas clandestinas, ocupando Sonora el segundo lugar después de Veracruz quien lidera la lista con 76.

En cuanto a cuerpos exhumados de fosas clandestinas, Sonora ocupa el tercer lugar con 55 cuerpos rescatados, después de Sinaloa con 80 y Colima con 93.

La eclosión social que ha ocasionado este fenómeno de violencia y desapariciones forzadas ha generado una respuesta de la sociedad civil con los movimientos por la Paz con justicia y dignidad www.mpjd.mx, la plataforma de participación ciudadana de el día después https://eldiadespues.mx, las marchas por la dignidad nacional de “madres buscando a sus hijos, hijas, verdad y justicia” así como los 65 colectivos de búsqueda de desaparecidos en nuestro País.

Para las mujeres guerreras el encontrar cadáveres no es un motivo de orgullo, cada hallazgo, ellas lo traducen en descanso para la familia de esa víctima.

Así van trabajando en equipo, formando colectivos, con mujeres y hombres que se suman y últimamente hasta niños que buscan a sus padres.

En medio de sentimientos encontrados, en medio de angustia y desesperación, pero con el firme propósito de encontrar su “tesoro” como ellas le llaman a su familiar desaparecido.

El método, siempre sencillo, la unión de los mexicanos que se están viviendo esta trágica realidad nacional y una varilla, si una varilla que clavan en la arena para saber si hay algo abajo.

La dimensión misma de este fenómeno está llegando a todos los segmentos de edad de nuestra sociedad, últimamente está el caso del niño Jayden que con apenas siete años se unió a la búsqueda en Nogales para honrar la memoria de su madre, Alejandra Campillo, busca a la mujer que fue vista por última vez el 31 de diciembre del 2012 en Nogales, y que ahora engrosa la lista de más de mil 288 solicitudes de búsqueda en territorio estatal.

En síntesis, esta eclosión social que estamos viviendo, exhibe los males profundos de la impunidad y la indolencia de nuestras autoridades y nos muestra ante el mundo, como un país donde se puede matar con facilidad y nunca enfrentar la justicia.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Diálogo:El riego de desoír advertencias.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ya no puede seguir desoyendo y menos rebatiendo con descalificativos cotidianos a quienes advierten sobre los riesgos económicos que enfrenta nuestro País.

Ya no son proyecciones, ni estimaciones las que nos indican que la economía de México se ha retraído, el INEGI dio a conocer con base a cifras preliminares, que el primer trimestre del año se obtuvo un crecimiento raquítico de tan solo un 0.2% con respecto al mismo periodo del 2018.

Estos datos confirman el peor arranque económico de un sexenio, después del error de diciembre de 1994 del expresidente Ernesto Zedillo.

Si bien es cierto los inicios de gobierno siempre son lentos, éste en particular tiene dos elementos que lo están impactando; la curva de aprendizaje de los nuevos funcionarios y el cambio de sistema económico tan difícil que se ha propuesto el presidente.

Las breves financieras reflejan una desaceleración de la actividad económica, con una caída en la industria del 2% y un consumo afectado que se refleja en la caída del 10% en las ventas de vehículos, llama también la atención el reporte de Cemex que reporta una caída del 15% en el volumen de producción de cemento en México, en este primer trimestre, ocasionado en gran medida por un menor gasto en infraestructura.

Bien dicen los economistas, si no hay inversión, no hay crecimiento y por lo tanto la economía se frena.

La inversión pública que siempre es lenta en el arranque de un gobierno cayo en este trimestre en un 13% por la curva de aprendizaje de los nuevos funcionarios, es decir no se han gastado mas de 65 mil millones de pesos que tiene el gobierno federal de subejercicio.

En cuanto a la inversión privada que depende del factor confianza, se ha visto lastimada por la falta de certeza jurídica en el cumplimiento de los contratos; como pasó con la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, la cancelación de licitaciones petroleras, la cancelación de las zonas económicas, la toma de las vías del ferrocarril en Michoacán por la CENTE son factores que han abonado a la incertidumbre.

Todos estos elementos conjuntados hacen que la economía se frene.

Pero ¿que se debería hacer para encender los motores que le otorguen impulso y crecimiento a la economía nacional?

Primero es gastar bien el dinero público, que hoy se encuentra como subejercicio en el gobierno federal, así como generar confianza para lograr atraer mayores proyectos de inversión.

Ya es hora de centrarse en lo que verdaderamente es importante y dejarse de descalificativos cotidianos, cuando las noticias no son las que se esperan.

El presidente llego con una enorme autonomía a la presidencia de la republica, pero ese hecho por si solo, no es suficiente para lograr un buen desarrollo económico, México requiere un mandatario que escuche con serenidad a todas las voces, pero sobre todo aquellas que advierten de los riesgos que enfrentamos y que no los descalifique sistemáticamente como hasta ahora lo ha hecho.

Las buenas intenciones no eliminan la ignorancia y con la economía no se debe jugar.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Diálogo:Los estudiantes, la voz no atendida en la huelga de la Unison

La voz de los estudiantes ha sido ignorada en el conflicto laboral que tiene en huelga a la Universidad de Sonora (Unison) a pesar de ser el sector más afectado por el paro de actividades que cumple hoy una semana.

Los sindicatos de Trabajadores Académicos (Staus) y de Empleados de la Universidad de Sonora (Steus) acordaron irse a la huelga el pasado martes 2 de abril, luego de que las negociaciones sobre un nuevo incremento salarial no arrojaron resultados positivos, al rechazar el personal el ofrecimiento de un aumento del 3.35 por ciento y el 1.8 a otras prestaciones no ligadas al salario.

El ofrecimiento de la Unison a los sindicatos representan 35 millones de pesos adicionales para el incremento directo al salario y 13 millones por concepto de despensa a los trabajadores, ofertas que fueron rechazadas. La cifra de aumento al salario ofrecida por la Universidad de Sonora del 3.35 por ciento es la que se tiene como referencia nacional.

La colocación de las banderas roji-negras afecta a más de 38 mil estudiantes de los campus de Hermosillo, Nogales, Santa Ana, Caborca, Cajeme y Navojoa. Y son el sector mayoritario de Nuestra Alma Mater, pero, curiosamente ellos no fueron considerados antes de tomar la decisión de irse a huelga.

Eso, a pesar del llamado constante que han hecho los alumnos universitarios -y los padres de familia- de que las autoridades de Rectoría y los representantes sindicales hagan un esfuerzo por la unidad y de que antepongan los intereses de la educación antes que el conflicto laboral.

Las voces de los estudiantes se han escuchado en reuniones informativas y a través de los diversos medios de comunicación, manifestando la importancia de que los sindicatos y las autoridades universitarias se sienten a negociar y dejen de lado los intereses particulares, pero las partes involucradas en el conflicto no las han tomado en cuenta.

Los jóvenes universitarios cada vez más preparados y conscientes, entienden las demandas laborales, pero piden que tanto los académicos, los trabajadores y la administración de la Universidad lleguen a un acuerdo que convenga a las partes, pero éste debe darse en un ambiente diferente al de una guerra.

Es entonces que al analizar la situación podemos llegar a las siguientes reflexiones:

Los derechos laborales se deben exigir, pero no tiene que ser a costa de los intereses de los alumnos ni de su familia.

No es atropellando el desarrollo de los jóvenes como se deben satisfacer las demandas de los trabajadores académicos, que si bien tienen el derecho de procurar el acceso a mejores condiciones de bienestar, antes de estallar a huelga debieran pensar qué tanto afectan a los estudiantes.

El mercado laboral está cada vez más competido y los movimientos de huelga inhiben a los futuros aspirantes que deseen inscribirse en la Universidad de Sonora porque no la verán como una opción real en sus planes de estudios y de crecimiento profesional.

La afectación a los estudiantes foráneos, los que vienen de otros municipios, es aún más, porque tienen que pagar hospedaje, alimentación y transporte. Y no pueden irse a trabajar por estar con la incertidumbre de cuándo pudiera terminar la huelga.

Los jóvenes que están en los programas de intercambio están con la zozobra porque sus visas y los vuelos de regreso están ya establecidos con antelación. Hablamos de los estudiantes de otros países que están en Sonora.

La incertidumbre de los jóvenes que ya tenían listo todo para graduarse en Mayo próximo, es otra situación a considerar.

A eso se suma la nula intervención o la falta de pronunciamiento del Gobierno federal para coadyuvar en la solución del conflicto en la Unison.

Por eso, ante toda esa situación en donde los estudiantes son los más perjudicados, se deben modificar las leyes y, al igual que en los sectores de Salud y de Seguridad que son considerados estratégicos para el desarrollo del pueblo, se incorpore el rubro de la Educación para evitar recurrir al desgastado mecanismo de la huelga, que tanto daña a nuestros jóvenes universitarios.

David Figueroa Ortega es empresario, ex cónsul de México en Los Ángeles y San José, California; ex diputado federal; ex alcalde de Agua Prieta; ex dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través de: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @DavidFigueroaO

David Figueroa O.

Diálogo: Los estudiantes, la voz no atendida en la huelga de la Unison

La voz de los estudiantes ha sido ignorada en el conflicto laboral que tiene en huelga a la Universidad de Sonora (Unison) a pesar de ser el sector más afectado por el paro de actividades que cumple hoy una semana.

Los sindicatos de Trabajadores Académicos (Staus) y de Empleados de la Universidad de Sonora (Steus) acordaron irse a la huelga el pasado martes 2 de abril, luego de que las negociaciones sobre un nuevo incremento salarial no arrojaron resultados positivos, al rechazar el personal el ofrecimiento de un aumento del 3.35 por ciento y el 1.8 a otras prestaciones no ligadas al salario.

El ofrecimiento de la Unison a los sindicatos representan 35 millones de pesos adicionales para el incremento directo al salario y 13 millones por concepto de despensa a los trabajadores, ofertas que fueron rechazadas. La cifra de aumento al salario ofrecida por la Universidad de Sonora del 3.35 por ciento es la que se tiene como referencia nacional.

La colocación de las banderas roji-negras afecta a más de 38 mil estudiantes de los campus de Hermosillo, Nogales, Santa Ana, Caborca, Cajeme y Navojoa. Y son el sector mayoritario de Nuestra Alma Mater, pero, curiosamente ellos no fueron considerados antes de tomar la decisión de irse a huelga.

Eso, a pesar del llamado constante que han hecho los alumnos universitarios -y los padres de familia- de que las autoridades de Rectoría y los representantes sindicales hagan un esfuerzo por la unidad y de que antepongan los intereses de la educación antes que el conflicto laboral.

Las voces de los estudiantes se han escuchado en reuniones informativas y a través de los diversos medios de comunicación, manifestando la importancia de que los sindicatos y las autoridades universitarias se sienten a negociar y dejen de lado los intereses particulares, pero las partes involucradas en el conflicto no las han tomado en cuenta.

Los jóvenes universitarios cada vez más preparados y conscientes, entienden las demandas laborales, pero piden que tanto los académicos, los trabajadores y la administración de la Universidad lleguen a un acuerdo que convenga a las partes, pero éste debe darse en un ambiente diferente al de una guerra.

Es entonces que al analizar la situación podemos llegar a las siguientes reflexiones:

Los derechos laborales se deben exigir, pero no tiene que ser a costa de los intereses de los alumnos ni de su familia.

No es atropellando el desarrollo de los jóvenes como se deben satisfacer las demandas de los trabajadores académicos, que si bien tienen el derecho de procurar el acceso a mejores condiciones de bienestar, antes de estallar a huelga debieran pensar qué tanto afectan a los estudiantes.

El mercado laboral está cada vez más competido y los movimientos de huelga inhiben a los futuros aspirantes que deseen inscribirse en la Universidad de Sonora porque no la verán como una opción real en sus planes de estudios y de crecimiento profesional.

La afectación a los estudiantes foráneos, los que vienen de otros municipios, es aún más, porque tienen que pagar hospedaje, alimentación y transporte. Y no pueden irse a trabajar por estar con la incertidumbre de cuándo pudiera terminar la huelga.

Los jóvenes que están en los programas de intercambio están con la zozobra porque sus visas y los vuelos de regreso están ya establecidos con antelación. Hablamos de los estudiantes de otros países que están en Sonora.

La incertidumbre de los jóvenes que ya tenían listo todo para graduarse en Mayo próximo, es otra situación a considerar.

A eso se suma la nula intervención o la falta de pronunciamiento del Gobierno federal para coadyuvar en la solución del conflicto en la Unison.

Por eso, ante toda esa situación en donde los estudiantes son los más perjudicados, se deben modificar las leyes y, al igual que en los sectores de Salud y de Seguridad que son considerados prioritarios para el desarrollo del pueblo, se debe incorporar el rubro de la Educación para así evitar recurrir al desgastado mecanismo de la huelga, que tanto daña a nuestros jóvenes universitarios.

David Figueroa Ortega es empresario, ex cónsul de México en Los Ángeles y San José, California; ex diputado federal; ex alcalde de Agua Prieta; ex dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través de: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @DavidFigueroaO

David Figueroa O.

Diálogo: El pasado a nada bueno nos llevará.

La visión de México debe ser hacia el futuro, no hacia el pasado; en la construcción del proyecto de Nación no caben los retrocesos.

Me refiero a la carta que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió al rey de España, Felipe VI, en la que le pide ofrecer disculpas por los atropellos que se cometieron hacia México durante la Conquista.

Como nos enteramos apenas ayer, el diario El País informó que la misiva fue enviada por el mandatario mexicano, y precisa que el tema fue abordado en la visita de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, en enero.

Según el medio, el texto no está inspirado en el rencor y que el fondo del tema es iniciar un proceso de reconciliación, pero el Gobierno mexicano ha reconocido que esto ha generado irritación en España.

Por respuesta, el Gobierno español rechazó “con toda firmeza” –según la publicación- el contenido de la carta que el presidente López Obrador envió al Rey de España para exigirle una disculpa para los pueblos originarios de México por la violación a los derechos humanos ocurridos en la Conquista, esto cuando han pasado más de dos siglos de la Independencia.

En un comunicado, el Gobierno de España señaló que la llegada hace 500 años de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas. Y lamentó que el contenido de la carta, enviada al Rey de España el pasado 1 de marzo, se haya hecho público.

Se olvida, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que México fue generoso al recibir, con los brazos abiertos, a los españoles refugiados y que además de ser hospitalario les brindó las condiciones para su desarrollo económico y la prosperidad, y sin resentimientos.

Hoy, hay más de 130 mil ciudadanos de origen español que han adoptado a México como su patria.

Sobre eso debo señalar que no se deben retomar los agravios del pasado, ni se deben estar reviviendo hechos que lastiman. Sin restarle ningún ápice, son hechos históricos que ya se han ido superando y que no debemos retomar porque llevan al retroceso como país y en las relaciones con el resto del mundo.

Está demostrado que cuando México ha actuado con una visión de futuro le va bien, pero si ve por “el espejo retrovisor” le sucede lo contrario, no le va nada bien.

Es una política errónea que evoca un sentimiento de división y lleva a polarizar las posturas. Con esta forma de conducirse al frente de un Gobierno, el de México, se empieza a cosechar lo que se ha ido sembrando, el rencor de los buenos contra los malos, los abusivos ante los indefensos.

Y se traduce en actos como los abucheos –orquestados o no- que se presentaron apenas el fin de semana, al inaugurar el estadio de Los Diablos Rojos del México, en una ruta en la que es peligroso entrar porque trae el encono y provoca el desprestigio hacia las autoridades.

Si el Gobierno mexicano quiere verdaderamente la paz y la armonía entonces me pregunto: ¿Por qué recurrir a esto? ¿Por qué recurrir a la estrategia de la victimización como mexicanos?

Porque, de ser así, tendríamos entonces que exigir disculpas a muchos. Eso nos llevaría al deterioro en la imagen de las autoridades, es un camino malo y peligroso.

Tendríamos entonces, primeramente, que reclamarle a Estados Unidos por las invasiones de 1847 que le permitieron quedarse con una gran parte del territorio mexicano, a Francia por la Guerra de los Pasteles, a Alemanes por el hundimiento de los barcos “Potrero del Llano” y “Faja de Oro” en 1942, entre muchas exigencias que estaríamos “obligados” a hacer.

Por todo eso, México no puede vivir del rencor, de los resentimientos del pasado que sólo reviven heridas que nos lastiman y nos llevan a una innecesaria y peligrosa polarización. Los mexicanos debemos estar concentrados hoy en la construcción de nuestra Nación para poder aspirar a ser un País con futuro. El pasado a nada bueno nos llevará. 

David Figueroa Ortega es empresario, ex cónsul de México en Los Ángeles y San José, California; ex diputado federal; ex alcalde de Agua Prieta; ex dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través de: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @DavidFigueroaO

David Figueroa O.


Spanish French German Portuguese Russian

Patrocinadores

Patrocinadores

Columnas...

Momentos politicos1   Zona Libre1 

David Figueroa1   Con la lumbre en los aparejos

 

    

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses