02202019Mié
Last updateMar, 19 Feb 2019 11am

David Figueroa

Diálogo: La dolorosa tragedia que exhibe a México

La explosión del ducto Tuxpan-Tula, que desencadenó en la tragedia ocurrida en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, no impactó sólo a las víctimas.

También exhibe a México, en el plano internacional, acerca del nivel cultural y del comportamiento colectivo como mexicanos y de una autoridad que no puede actuar como tal.

Hasta este lunes el saldo era de 93 fallecidos y 46 hospitalizados, había además 65 denuncias de familiares sobre la desaparición de personas que estaban en el lugar. El dolor por lo sucedido deja una profunda secuela que nos marcará por bastante tiempo y que muestra a un México sin raciocinio.

Las causas de los lamentables sucesos que conmocionaron al mundo pueden ser muchas: Una actividad ilícita tolerada desde tiempo atrás y fomentada por la miseria de pequeñas comunidades donde a los habitantes no les importó arriesgar su vida por unos galones de gasolina, la inacción del Ejército y una autoridad que no actúa como tal.

No basta con buscar culpables y ofendernos unos a otros, condenando el hecho provocado por los llamados “huachicoleros” y de quienes perdieron la vida al intentar robar gasolina, del penoso comportamiento en las redes sociales de quienes se burlaron de la tragedia y de tener un Gobierno al que le “truena” todo en las manos y que reacciona hasta después.

Debemos reflexionar hasta cuando aprenderemos a dimensionar este tipo de acontecimientos y entender la gravedad de la tragedia –que es la conjugación de muchas desgracias- para México por la pérdida de tantas vidas humanas, pero que representa también una tragedia cultural y de Gobierno.

Inevitable pensar que hemos fallado como sociedad para llegar a esos extremos en donde los ciudadanos, aglomerados en una muchedumbre, sin medir las consecuencias, se arriesgan por un galón de gasolina y encuentran la muerte.

Exhibe esa descomposición que tenemos como sociedad y lo vimos en las abrumadoras imágenes de Veracruz de gente sacrificando ganado de un tráiler descompuesto.

Una multitud que al actuar con un comportamiento colectivo irracional degrada como civilización al intentar robar combustible, arriesgando a mujeres y niños, sin que la autoridad sea capaz de contenerla.

En el prestigiado diario El País, la difusión de la tragedia exhibió a México a nivel internacional al informar que: "Eran hordas de personas que, por llevarse una cubeta de hidrocarburo, pueden perder la vida", citando declaraciones del Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad.https://elpais.com/internacional/2019/01/19/mexico/1547863376_601147.html

Aquí es donde analizamos la teoría del gran sicoanalista social defensor de la cultura y la civilización Sigmund Freud sobre el comportamiento del hombre integrado en las masas: “Por el sólo hecho de formar parte de una multitud, desciende, pues, el hombre varios escalones en la escala de la civilización”.

Y del sicoanalista Gustavo Le Bon: “Habría, en efecto, de explicar el hecho sorprendente de que en determinadas circunstancias, nacidas de su incorporación a una multitud humana que ha adquirido el carácter de «masa psicológica», aquel mismo individuo al que ha logrado hacer inteligible, piense, sienta y obre de un modo absolutamente inesperado”. https://clea.edu.mx/biblioteca/Psicologia-de-las-masas-y-analisis-del-yo.pdf

Según esos grandes pensadores, el individuo inmerso en la masa: 1) adquiere un sentimiento de poder ilimitado al liberar sus instintos de la represión, de la conciencia moral; 2) es permeable al contagio mental y contrariamente a su naturaleza sacrifica su interés personal por el colectivo; 3) queda expuesto a la sugestión, cayendo en estado de fascinación semejante al del hipnotizado en manos del hipnotizador (el líder o caudillo).

Tiene además las siguientes características: 4) es extraordinariamente influenciable y crédulo. Carece de sentido crítico y lo inverosímil no existe para él; 5) está inclinado a todos los excesos y sólo reacciona ante estímulos emocionalmente muy intensos. 6) da siempre preferencia a lo irreal sobre lo real, da más valor a la realidad psíquica que a la objetiva.

Al analizar esas teorías nos tratamos de explicar el porqué de los hechos.

Y de la versión difundida en un comunicado oficial: "al aumentar la presión del ducto, el brote de combustible creció considerablemente y los pobladores (...) acudieron en gran número con cubetas, bidones y todo tipo de recipientes". "Para evitar un enfrentamiento con la población", según el texto, "los militares se replegaron". Poco después se produjo la explosión.

La tragedia impactó así a las víctimas y a sus familias con tanta muerte.

Pero también nos exhibió como país, del nivel cultural, que tenemos.

El golpe va a durar mucho tiempo. Porque ¿Cuántos años tendrán que pasar para que sanen las heridas?

El largo camino que debemos recorrer nos debe servir a todos para reflexionar sobre las consecuencias de nuetro doloroso proceder.

David Figueroa Ortega es empresario, ex cónsul de México en Los Ángeles y San José, California; ex diputado federal; ex alcalde de Agua Prieta; ex dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través de:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  @DavidFigueroaO

David Figueroa O.

Spanish French German Portuguese Russian

Patrocinadores

Patrocinadores

Columnas...

Momentos politicos1   Zona Libre1 

David Figueroa1   Con la lumbre en los aparejos

 

    

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses