06012020Lun
Last updateVie, 29 May 2020 12pm

Diálogo: Nuevo gobierno de AMLO bajo la sombra de la incertidumbre.

Andrés Manuel López Obrador asumirá el Gobierno de México este 1 de Diciembre con un reto descomunal ante los mexicanos, en todos los niveles, en lo social, lo político y en lo económico… Aunque inicia con una aceptación a la baja según la última encuesta del diario el Universal, a causa del desencanto por las promesas que no podrá cumplir y del desgaste desde su “gestión virtual”.

Las decisiones que está tomando el aún Presidente electo, desde antes de rendir protesta, están comprometiendo el actual federalismo, si bien es cierto, maltrecho, pero histórico y vigente; también están despertando la incertidumbre en el sector económico.

Las controversias, derivadas de las contradicciones en las que incurrieron López Obrador y su equipo, tras el arrasador triunfo en las elecciones de julio, provocaron que el apoyo ciudadano a quien será el nuevo Presidente cayera 9 puntos, de agosto –que tenía el 64 por ciento- a noviembre, y que la calificación de él también bajara de 7.4 a 6.8 puntos.

Propuestas polémicas como ofrecer el indulto a los culpables de la violencia del país y la posición personal de López Obrador de perdonar a los corruptos, desistir en temas fundamentales como la eliminación de los “gasolinazos”, traen como consecuencia un desaliento en la población y de quienes votaron esperanzados por un cambio en México.

La fallida iniciativa de los legisladores de Morena para eliminar comisiones a los bancos desequilibró los mercados financieros y la cancelación del aeropuerto de Texcoco, generan recelo en las inversiones hacia el nuevo Gobierno y la inestabilidad en el tipo cambiario, del peso frente al dólar.

Contradicciones como la de prometer primero en campaña que sacaría al Ejército de las calles y apostarle después a la militarización para atacar la inseguridad, empieza a generar incertidumbre.

Los resultados en la última encuesta de El Universal determinan que ahora en noviembre sólo el 49 % de los mexicanos entrevistados cree que cumplirá sus promesas de campaña cuando en agosto era el  64 por ciento. https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/cae-9-puntos-la-aprobacion-de-lopez-obrador-en-tres-meses

Andrés Manuel López inicia con una aceptación a la baja (similar al 55 por ciento de inicio de Enrique Peña Nieto y por debajo del 75 por ciento de Vicente Fox, quien representó también, en el 2000, una esperanza de cambio en México) a causa de las acciones tomadas sin ser aún Gobierno y que todos los días dan de qué hablar. http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4644

Los retos son enormes, entre otros, ante el factor desestabilizador a nivel internacional por la postura anti México de Donald Trump, quien amenazó con cerrar la frontera de forma definitiva si las autoridades mexicanas no deportan a los migrantes centroamericanos, aunado a la incertidumbre en los mercados financieros.

Recuperar la legitimidad de las instituciones será fundamental en un México que sufre por el narcotráfico, la corrupción, las ejecuciones extrajudiciales, la tortura, desapariciones, los asesinatos (incluyendo los de periodistas), por la violencia generalizada que crea cada vez un mayor sentir de inseguridad en la población.

El Gobierno de López Obrador tendrá que enfrentar el clima de violencia que tiñe de sangre al País y el 2018 es uno de los años más violentos registrado en México con un total de 15 mil 973 personas asesinadas en los primeros seis meses del año, de enero a julio.    

https://www.animalpolitico.com/2018/07/mexico-violento-asesinatos-2018

Pero también debe dar resultados contundentes para abatir los problemas como la pobreza y desigualdad social que padece México con más de  53.4 millones de pobres (43.6 por ciento) y 9.4 millones (7.6%) en pobreza extrema, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

Como mexicano deseo que este nuevo gobierno sea mucho mejor que el que se va y para ello el Presidente Andrés López Obrador tendrá que demostrar en los hechos que los millones de mexicanos que depositaron su confianza en él, no se equivocaron. La esperanza está viva pero la incertidumbre la acecha.

David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.


Diálogo: Plan Nacional de Seguridad con sesgo militarista

A México le urge la paz y recuperar la seguridad, ante la violencia que se muestra imparable.          Y este es un clamor generalizado de los mexicanos.

La percepción de inseguridad por la que atraviesa el País demanda de medidas y acciones a fondo, que traigan una verdadera transformación, que recobre la tranquilidad que tanto necesitan los ciudadanos y que el Estado está obligado a garantizar.

De ahí lo trascendental de debatir el Plan Nacional de Paz y Seguridad, propuesto por Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá como Presidente de México el próximo primero de diciembre.

Pero ese Plan Nacional, que tanta polémica ha desatado en la última semana y es objeto de discusión por analistas, no debe sujetarse como “camisa de fuerza” a la militarización de la seguridad pública y de una Guardia Nacional como parte fundamental que requeriría de una cirugía a la Constitución para que sea posible.

Las estrategias de seguridad del nuevo Gobierno deben enfocarse a la organización en el combate contra la delincuencia, al reforzamiento de las corporaciones policiacas federales y a una mayor capacitación y profesionalización de las fuerzas estatales y municipales fortaleciendo las capacidades de estas últimas.

Porque de lo contrario, lo malo del Plan de Paz y Seguridad, al darle el máximo de facultades a las Fuerzas Armadas, por encima de las corporaciones policiacas, terminaría por acabar con lo bueno que pudiera contener la propuesta del todavía Presidente electo.

La urgencia de aplicar un Plan Nacional de Seguridad es evidente:

Se estima que el número de víctimas, de 18 años y más en el último año, en el 2017, fue de 25.4 millones, en el país, de acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi).

Según las mismas cifras oficiales, el 35.6% de los hogares contó con al menos un integrante como víctima del delito, pero en el 93.2% de los delitos no hubo denuncia, o bien, la autoridad no inició una averiguación previa o carpeta de investigación.

http://www.beta.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/EstSegPub/envipe2018_09.pdf

Y en base a los resultados del vigésimo primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el INEGI, en la primera quincena de septiembre de 2018, durante ese mes 74.9% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro.

La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 79.7%, mientras que para los hombres fue de 69.2 por ciento.

La inseguridad es el principal problema que preocupa a la población de Sonora. Y el 66.9% de los sonorenses se siente inseguro, por encima de la media nacional del 64.5 %, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) del Inegi. 

http://www.beta.inegi.org.mx/contenidos/proyectos/enchogares/regulares/envipe/2018/doc/envipe2018_presentacion_nacional.pdf

En Hermosillo, en los últimos tres meses (julio- septiembre), el índice de percepción de inseguridad se incrementó un cuatro por ciento, y del 71.1 por ciento en junio, pasó a 75.1, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Inegi.

http://www.beta.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/ensu/ensu2018_10.pdf

De ahí la importancia de aplicar un Plan Nacional de Seguridad que sea efectivo y el propósito pacifista no se pierda por la imposición militar.

Lo positivo que puede tener el Plan, como diagnósticos certeros y el hecho de reconocer que la criminalidad coexiste con la corrupción y que hay que combatirla.

Según la propuesta, tenemos que entender los costos que ha generado el paradigma prohibicionista de las drogas y la necesitad de transitar a su regulación.

La importancia de la reforma carcelaria y la reinserción social representan una vocación progresista y revela una vocación progresista, un espíritu humanista.

El Plan Nacional de Paz y Seguridad para el 2018-2024 se centra en varias acciones:

1) Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

2) Garantizar el empleo, educación, salud y bienestar

3) Pleno respeto y promoción de los derechos humanos

4) Regeneración ética de la sociedad

5) Reformular el combate a las drogas

6) Emprender la construcción de la paz

7) Recuperación y Dignificación de las cárceles

8) Plan de Seguridad Pública.

Pero el debate se ha centrado en la creación de la Guardia Nacional que requerirá de una cirugía mayor a la Constitución, de la aprobación en el Congreso de la Unión y del 50% más uno en los congresos locales.

El Plan de Seguridad Pública comprende tres ejes estratégicos:

a) Repensar la seguridad nacional y reorientar el papel de las fuerzas armadas;

b) Crear una Guardia Nacional; y

c) Establecer Coordinaciones Regionales.

Estará formada mayoritariamente por militares, estará supervisada por militares, será entrenada por militares. Se utilizará para “la prevención, investigación, detención y presentación de detenidos ante el MP y aportación de las pruebas exigidas por la ley”. Las Fuerzas Armadas -de facto- serán las nuevas policías del País.

David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Diálogo:La gasolina que no baja en México.

“Prometer no es difícil, cumplir si lo es”. Y esto viene a relación de la promesa de Andrés Manuel López Obrador como candidato de la Coalición “Juntos Haremos Historia” de acabar con “los gasolinazos”, pero ahora como presidente electo cambió el ofrecimiento para desencanto de millones de mexicanos que pagan los altos precios de los combustibles.

Mientras, los mexicanos, padecemos por la liberación de los precios de la gasolina, a causa de la reforma energética aprobada en el Gobierno de Enrique Peña Nieto y que Andrés Manuel López Obrador se comprometió a revertir si ganaba las elecciones del primero de julio. Una vez obtenido el triunfo la realidad lo ha alcanzado.

Y los precios de la gasolina regular (Magna) alcanzó los 19.62 pesos este martes 13 de noviembre, el litro de la Premium los 21.12 pesos – y el diésel los 20.85-. http://www.gasolinamx.com/estado/sonora/hermosillo

Llenar un tanque de 40 litros cuesta más de 800 pesos y antes de la liberación, de la reforma energética, lo hacías cuando mucho con 400 pesos. Tristemente echar 100 pesos de gasolina es apenas un galón.

Esto pega en la economía de las familias que dedican la mitad o más de sus ingresos para cubrir el alto costo de la gasolina para echarle al tanque de sus autos, ya no llenarlos, pero no hay de otra porque tienen que trasladarse a sus centros de trabajo y llevar a los hijos a la escuela.

Para aprobar la reforma energética se nos vendió la idea de que con la entrada de empresas internacionales para la venta del combustible saldríamos ganando los mexicanos con precios más bajos. Hasta ahora es todo lo contrario, la gasolina sube y sube y para cuando termine Enrique Peña Nieto su gestión se prevé que los precios anden por las nubes.

Es ahora cuando los legisladores deberían estar buscando la manera de revertir los altos precios de las gasolinas y no escudarse en el argumento de que significaría un quebranto en las finanzas públicas federales el eliminar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

La aprobación de la ley de ingresos y el presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2019         está a la puerta y los señores legisladores sobre todo de Morena con su mayoría en el congreso, tendrán la última palabra las escusas se agotaron, les toca enfrentar la realidad.

Actualmente el precio de la gasolina y el diésel se fija a través de tres componentes: El primero es el precio internacional del petróleo, el segundo son los costos de transformación y la logística para que llegue al consumidor final y el tercero el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que es donde los legisladores pueden disminuir.

Prescindir de los ingresos por los impuestos en la gasolina sí es posible y para compensar los recursos que se recaudan por esa vía el Gobierno de López Obrador puede recurrir a otras medidas como el incremento de la recaudación fiscal mediante el combate a la evasión de los grandes corporativos empresariales.

Por lo visto el expediente de queja por los altos costos de la gasolina y que tantos beneficios electorales le otorgo a Morena se archivará, para dar paso al gozo de las mieles que representa la apertura del mercado.  

David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Diálogo: El empuje de la SCJN a legalizar la mariguana exige un debate serio

La histórica decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que reafirma el Derecho Constitucional para la no prohibición del uso del cannabis, establece una jurisprudencia que abre la puerta para legalizar su consumo en México.

De esa manera se retoma el debate que ha sido discutido ampliamente sin llegar a resultados hasta ahora, porque las autoridades no han querido entrarle por temor a las consecuencias políticas, en una sociedad conservadora como la nuestra en el que el tema es un tabú.

La Primera Sala de la SCJN resolvió favorablemente varios amparos para el uso de la planta, en un hecho histórico que podría cambiar el rumbo de la política de drogas en el país.

Con dos fallos, además de otros amparos que la Corte había admitido previamente, se crea una jurisprudencia que obligará a los jueces de todo el país a emitir sus sentencias conforme a los criterios establecidos por la Suprema Corte, y después, al Congreso de la Unión a regular legalmente este mercado.

De esa decisión de la SCJN podemos determinar varios aspectos:

El punto número uno es que ahora sí sienta jurisprudencia para que las personas puedan cultivar mariguana para su propio consumo. Esto nos obliga como sociedad a tener una discusión seria sobre el tema de la mariguana, en México.

La decisión de la Suprema Corte argumenta que la Ley General de Salud en su apartado sobre la mariguana viola derechos humanos, como el de la libre personalidad y a la salud. Esto empuja a que en el Congreso de la Unión, en la Cámara de Diputados y del Senado, se apruebe una reforma para regular su uso.

Como segundo punto vemos que en muchos países en el Mundo, como Estados Unidos -y sucedió recientemente con Canadá-, están dando un paso hacia adelante con el uso de la mariguana con fines recreativos, es decir lúdicos; ya no lo ven como un tema de seguridad sino de Salud.

Cuando fui Cónsul en California, allá el uso de la mariguana con fines recreativos o lúdicos no pasó en una primera votación que fue muy cerrada, pero a la vuelta de los tres años se aprobó y de manera muy sobrada. Hoy es legal en ese estado el consumo con esos propósitos.

El mundo va evolucionado y dando pasos hacia adelante en poder cambiar la visión de una política pública prohibitiva a una política pública que permita el uso de la mariguana evidentemente con controles del Estado, desde una problemática de Salud y no de Seguridad.

No sé, honestamente, si sea éste el camino a tomar en México.

Lo cierto es que en México tenemos que debatir este tema, con seriedad, con objetividad, porque las políticas prohibicionistas que hemos tenido, hasta el momento, han dejado puro dolor, sangre, tristeza, pobreza y nos ha manchado como País, a partir de la violencia y los ajustes de cuentas.

Por último, creo que México no puede estar en una visión distinta a la que tienen sus principales socios como Estados Unidos. En el vecino país del Norte, en la mayoría de los estados -por ser una competencia local y estatal- han aprobado el uso de la mariguana con fines lúdicos.

Y aquí en México seguimos nosotros con una mentalidad prohibicionista que genera un ciclo de violencia, de sufrimiento y de dolor para cientos de miles de familias que han sufrido el asesinato de algún familiar.

David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Diálogo:Humanismo de México sí, no a la humillación de la soberanía nacional

El éxodo masivo de inmigrantes centroamericanos a México evidenció la vulnerabilidad en nuestra frontera Sur, en un atentado a la soberanía nacional, que pone entre “la espada y la pared” al Gobierno de Enrique Peña Nieto, al final de su gestión, ante esa entrada abrupta y las presiones de Donald Trump.

Y amenaza para que, al llegar a Sonora, haga crisis principalmente en la seguridad y en la falta de capacidad para darle asistencia a quienes vienen huyendo de la falta de oportunidades, del hambre y de la violencia en sus países.

Las autoridades mexicanas se vieron rebasadas para contener este fenómeno que se les desbordó en el puente fronterizo “Rodolfo Robles” entre Guatemala y México, que se convirtió en “campo de refugiados” donde se vivieron momentos de verdadera tensión y de violencia al resultar policías federales heridos, y esto no podemos aplaudirlo.

A pesar del llamado del presidente Enrique Peña Nieto y del operativo de la Policía Federal para detenerlos, los inmigrantes -que inicialmente eran sólo hondureños y se sumaron salvadoreños, guatemaltecos y nicaragüenses- entraron por el Río Suchiate a México aprovechando la “porosidad” en la frontera. Ahora han tenido que custodiarlos.

El Gobierno Mexicano fue incapaz de resistir el embate por la llegada de migrantes y aunque les cerró las puertas –que ya habían sido violentadas- en el puente, los intentos por detenerlos fueron nulos por el número creciente de integrantes de la Caravana que superó los 5 mil.

Hicieron caso omiso del mensaje del Presidente Peña Nieto de que su Gobierno no iba a permitir que ingresaran de manera violenta y de que tendrían que hacerlo de forma legal y entraron “Como Juan por su Casa”. Y lo peor aún, violentando la soberanía nacional.

El Gobierno de Peña Nieto ha tenido que soportar además la presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enemigo de los migrantes – a los que ha calificado de criminales-, quien amenazó con militarizar la frontera con nuestro país si México no es capaz de frenar la Caravana.

Las autoridades de México no fueron capaces de frenar el ingreso de miles de migrantes, también fueron desdeñadas en su ofrecimiento de darles albergue.

Y la Caravana, que hacía una fila de 1.5 kilómetros, siguió imparable en su propósito de llegar a la frontera de Estados Unidos a cumplir “el sueño americano”.

Mientras Trump se ha caracterizado por sus políticas de persecución a los inmigrantes, hostigándolos, negándoles los derechos fundamentales como seres humanos, de alimento, salud y educación, a México le ha distinguido siempre una política humanista y solidaria.

El pueblo mexicano ha dado muestras de su espíritu humanitario, al recibir con comida y ropa a los migrantes, a quienes los han motivado con aplausos y cánticos solidarios. Esto no es nuevo, México siempre ha tendido la mano a los hermanos de otros países, bajo la visión de La Doctrina Estrada.

Pero la Doctrina Estrada, que es “faro y luz” en las relaciones diplomáticas de México ante el Mundo, promulgada en 1930 a iniciativa de Gerardo Estrada, entonces secretario de Relaciones Exteriores, se fundamenta en el respeto a la soberanía nacional de los pueblos.

Las políticas de hospitalidad caracterizan a nuestro país y en apego a la doctrina Estrada México les abrió las puertas a los refugiados españoles que huían de la Guerra Civil y lo ha hecho con gente originaria de otros países. Pero no pueden venir a pisotear nuestra soberanía como Nación, a la fuerza, como sucedió esta vez.

En Sonora, también tenemos sentido humanitario y como gente solidaria dispuesta a ayudar a quien lo necesita, por lo que no habremos de negar la caridad y alimento a los migrantes.

Pero hay una realidad que no podemos negar: De lo que puede pasar de que miles de inmigrantes no puedan cruzar a Estados Unidos y se queden en las ciudades de Sonora.

No hay la capacidad del Gobierno para darles empleo ni asistencia social a tantas personas, -la propia Gobernadora Claudia Pavlovich lo declaró- y lo vimos en abril pasado cuando llegó otra caravana de 600 migrantes, imaginemos ahora que son 10 veces más.

El tema requiere de solución integral. Los inmigrantes merecen un trato humanitario sí, pero no podemos permitir una humillación a nuestra soberanía nacional que fue violentada.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Diálogo: Sonora requiere de una verdadera fiscalización

Por David Figueroa O.

Los ciudadanos exigen una mayor rendición de cuentas de la administración gubernamental, a través de una verdadera fiscalización que dé certeza sobre los recursos públicos, generados con nuestros impuestos, de que se están aplicando bien, en atender las necesidades de la población y en obras para el desarrollo.

Mientras las sociedades avanzan, en un mundo donde cada vez hay más tecnología, las auditorías a los gobiernos municipales, estatal y federal presentan retrocesos y no ofrecen garantía a los ciudadanos de que las cosas se están haciendo bien, con honestidad y transparencia.

En la sesión del Congreso del Estado, este lunes, se hizo evidente la falta de una fiscalización más efectiva:

Cuando se suponía que las reformas a la Ley del ISAF (Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización), aprobadas en diciembre de 2017 por los diputados, le dotarían de más “dientes” al instituto para hacer más eficiente la fiscalización de los recursos públicos, su labor fue cuestionada y descalificada por los legisladores.

La autonomía al ISAF, mediante la dotación de las herramientas jurídicas necesarias para que pueda desarrollar sus funciones con mayor operatividad y eficiencia, al parecer, por lo que se vio en esa sesión, no ha dado los resultados deseados.

                Aunque se presuma que los resultados de las auditorías a la cuenta pública de 2017 del Gobierno estatal, por parte del ISAF, la ubican como la más limpia, al tener menor número de observaciones comparado con otros años, no se logra la eficiencia esperada.

Las 305 observaciones detectadas a la administración estatal –de las cuales 147 estaban en proceso de solventar- evidencian que aún hay funcionarios que se resisten a cumplir con profesionalismo, pero sobre todo con honestidad, la encomienda para lo cual fueron designados.

Legisladores advirtieron, en la sesión del Pleno del Congreso, de que en su informe el ISAF señaló un posible quebranto de 40 millones 313 mil 577 pesos, lo que indica que existen servidores públicos que no realizan su trabajo con ética y honradez.

En cuanto a obra pública estatal, el ISAF detectó que en 207 acciones se presentaron los expedientes técnicos incompletos, en 33 no se tenían los proyectos, 14 más no estaban autorizadas en el Presupuesto de Egresos de los sujetos fiscalizados y en 41 se presentaron conceptos pagados no ejecutados.

Pero a los diputados locales, con esas reformas al ISAF, que lo hicieron autónomo del Congreso, les quitaron la facultad para aprobar o reprobar la Cuenta Pública estatal y sólo se les permite hacer observaciones.

El Instituto fue reprobado por los diputados que lo consideraron incompetente para realizar un trabajo serio y objetivo.

De una “lista negra” que el ISAF presentó de 17 municipios reprobados: Cananea, Bacerac,                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Nacozari de García, Soyopa, Bacanora, Baviácora, Aconchi, Bácum, Naco, Arivechi, Tubutama,        La Colorada, San Felipe de Jesús, Villa Pesqueira, Empalme, Nogales y Arizpe, los diputados agregaron ocho más para un total de 25.

A esa lista de municipios calificados en forma negativa les sumaron los de Guaymas, Hermosillo, Cajeme, San Luis Río Colorado, Caborca, Huatabampo, Navojoa y Álamos.

Pero fue por una decisión eminentemente política, no por la aplicación de una metodología que fundamentara la mala aplicación de recursos, y se aprobó con 22 votos, 21 de los diputados de la Coalición “Juntos Haremos Historia” y uno de Movimiento Ciudadano.

De los municipios que incorporaron a la lista de reprobados, por ejemplo Hermosillo y Cajeme, que estaban gobernados por el PRI, San Luis Río Colorado y Guaymas por el PAN, ahora todos tienen ayuntamientos emanados de esa Coalición.

Por una parte, la transición democrática es favorable porque permite que las cuentas públicas de los municipios ya no pasen con facilidad por una mayoría como sucedía con el PRI o el PAN, pero no puede ser que sea por mero interés político, sin una auditoría profesional.

Por eso se requiere de una verdadera fiscalización.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.


Spanish French German Portuguese Russian

Patrocinadores

Patrocinadores

Columnas...

Momentos politicos1   Zona Libre1 

David Figueroa1   Con la lumbre en los aparejos

 

    

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses